Teléfono (5411) 4383-5720 / 2619 / 5746

Nuestro estilo
Identidad
Admisiones
Autoridades
Lo que nos distingue
Preguntas frecuentes
Publicaciones
Cruzando Fronteras
Institucional / Identidad
Identidad
Principios
El Colegio Los Robles, como “Escuela Laica Católica”, participa en su ideario de la concepción del hombre, de la familia, de la escuela y de la sociedad que nos presenta la fe católica custodiada y guiada por el Magisterio de la Iglesia. Esto se concreta y asume desde la misión y el estilo educativo que el Colegio reconoce como propio, y desde la experiencia que ha adquirido esta comunidad educativa en su caminar concreto tras los pasos de Jesús Maestro, Amigo y Señor.

Concepción del hombre
Creemos que el hombre es una creatura de Dios, hecho a imagen y semejanza de su creador, herido por el pecado y redimido por Cristo. Su fin último es trascendente, su vida no termina con la muerte corporal ya que está llamado a la felicidad eterna junto a Dios. Este llamado no lo desliga de las responsabilidades de su vida terrena sino que, por el contrario, lo compromete a trabajar en el mundo tratando de ser un canal para que la Providencia actúe en él y a través suyo.

Sabemos que el hombre es persona humana. Por lo tanto estamos frente a un ser único, irrepetible y digno. En él que se dan tres dimensiones: la corporal, la afectiva y la espiritual, pero no como compartimentos estancos sino formando una unidad sustancial: la persona humana.

Es un ser social por naturaleza, histórico y dinámico, en continuo crecimiento y formación. Creemos que todo hombre está llamado a la santidad y que este llamado se concreta en la vocación particular, la cual se va descubriendo, con la ayuda de Dios, de la Iglesia, de la familia y de la sociedad, y se la debe asumir libremente para poder proyectar y desplegar todas sus capacidades. Por eso la vocación particular no se entiende sólo desde cada hombre, sino que procede de Dios y, en mayor o menor medida, es repuesta a las necesidades de los otros hombres.

Sentido y naturaleza de la familia
Concebimos a la familia como la célula original de la sociedad, formada por un hombre y una mujer unidos en matrimonio con sus hijos. El matrimonio y la familia están ordenados al bien de los esposos y a la procreación y educación de los hijos.

Entendemos que son los padres los primeros responsables en la educación de sus hijos, creando un hogar que es el lugar apropiado para la educación de las virtudes y de las responsabilidades comunitarias.

Creemos que la familia cristiana es una comunidad de fe, esperanza y caridad y por la gracia del sacramento del matrimonio los padres han recibido la responsabilidad y el privilegio de evangelizar a sus hijos. Por esto, los padres tienen el derecho de elegir una escuela que corresponda a sus propias convicciones.

Finalidad de la institución escolar y sus relaciones con la familia
Sabemos que el rol que cumple una institución escolar es la de acompañar a los padres en la educación de sus hijos. Este acompañamiento debe abarcar: la educación intelectual, afectiva y espiritual.

El Colegio Los Robles es una institución educativa, cuya misión es la educación formal, por lo tanto posee un orden, método, organización y planificación de la educación, que respeta los tiempos, la madurez y la naturaleza propia del ser humano.

Buscamos dar apoyo y orientación a los padres y a sus hijos en aquello que nos compete, no sólo en lo que respecta al plano académico sino también en todo lo que podamos aportar para favorecer el mejor desarrollo de la vida familiar.

Somos conscientes de las dificultades y problemas que pueden surgir en la vida matrimonial y familiar. Asumimos la realidad de una sociedad pluralista y con la mirada puesta en Cristo, educamos a nuestros alumnos para que aprendan a vivir en ella, no sólo sin perder los valores cristianos, sino también siendo "sal y luz" (cfr. Mt 5,13-14) en sus ambientes.

La concepción de la educación, sus finalidades y sus relaciones con el desarrollo del hombre
Reconocemos la santidad como la meta concreta que debe proponer la escuela católica, sin respetos humanos, reconociendo la libertad de cada persona, teniendo en cuenta el factor “gracia” y los tiempos del Espíritu Santo que no son los del hombre. Sabemos que el deseo de santidad se despierta cuando se produce un encuentro personal con Cristo. Para ello, procuramos dar todos los canales de la gracia que están a nuestro alcance, con creatividad y entusiasmo. Estamos convencidos que la santidad de los miembros de la comunidad educativa pasa por vivir plenamente la propia vocación y misión. “Santificarnos, educando para la santidad”.

Nos damos cuenta de que la santidad como meta debe estar presente en todos y cada uno de los aspectos que hacen a la formación de un alumno, sin separar la espiritualidad de las responsabilidades concretas de cada etapa de la vida. Por este motivo el Colegio Los Robles tiene como objetivo lograr que los alumnos sean cristianos santos, lo que supone e incluye, ser buenas personas y buenos estudiantes.

Concebimos la educación de un alumno como el proceso integral necesario para que este pueda desplegar todas sus potencialidades. En este proceso educativo intervienen los padres, los directivos, los profesores y el propio alumno, cada cuál desde su especifica e irreemplazable tarea.

Vemos la educación como necesaria para el desarrollo del hombre porque el ser humano al ser dinámico y en continuo crecimiento debe poseer los medios y la ayuda necesaria para cada etapa de su vida. La niñez y la adolescencia son etapas fundamentales de la educación y que requieren una especial atención y cooperación por parte de los adultos encargados de la formación.

La tarea educativa de los padres y del Colegio consiste en ayudar a cada niño y adolescente a descubrir y potenciar lo mejor de sí mismo. Desde lo positivo, prevenir y corregir las posibles desviaciones y errores que puedan provenir de la ignorancia o de la inexperiencia propia de la edad, y de la naturaleza humana herida por el pecado original. De esta manera colaboramos para que cada alumno pueda descubrir más pronta y fácilmente su propia vocación.

En cuanto a la misión de la escuela católica adherimos profundamente a lo que la Iglesia enseña cuando afirma que: “La escuela es «católica», porque los principios evangélicos se convierten para ella en normas educativas, motivaciones interiores y al mismo tiempo metas finales” (Cfr. “La Escuela Católica”; n° 34).

“La Escuela Católica, como todas las demás escuelas, tiene por fin la comunicación crítica y sistemática de la cultura para la formación integral de la persona, persigue este fin dentro de una visión cristiana de la realidad” (Cfr. “La Escuela Católica”; n° 36).

“En esta escuela, la cultura humana sigue siendo cultura humana, expuesta con objetividad científica. Pero el profesor y el alumno creyentes exponen y reciben críticamente la cultura sin separarla de la fe” (Cfr. “Dimensión religiosa de la educación en la escuela católica”; n° 51).
El roble es un árbol de crecimiento lento, pero que llega a ser majestuoso en su porte. Es símbolo de fuerza, de potencia, de autoridad. Mientras más tempestades enfrenta, más fuerte se vuelve, sus raíces se hunden más en la tierra y su tronco se torna más robusto, siendo imposible derribarlo.
Así queremos que actúen nuestros alumnos: aprovechando las situaciones contrarias de la vida para volverse más fuertes, con las raíces bien firmes y profundas en la tierra, como un roble.
1989: Se forja el proyecto del Colegio Los Robles.
1990: Comienza a funcionar el Colegio en un petit hotel en la calle Paraguay al 1500.
1991: Se mudan la Primaria y la Secundaria al actual edificio de Av. Belgrano al 1500.
1998: Se abre una sede del Colegio en Pilar, provincia de Buenos Aires.
2004: el Jardín de Infantes se muda al actual edificio de Larrea al 1200
Nuestro escudo es del tipo “francés” por su forma, y “cuartelado” por tener cuatro campos.

Significado de los colores
AZUL: Justicia
BORDÓ: Amor
AMARILLO: Sabiduría
BLANCO: Verdad

Hoja del roble y bellotas (fruto del roble)
Simbolizan a las alumnas y alumnos que están en el Colegio y a los exalumnos que lo han dejado para ir a dar fruto en los ambientes en que la vida los ha puesto.

El fuelle
Herramienta utilizada por el herrero para impulsar el aire y avivar el fuego de la fragua, donde se forjan los nobles metales. Su presencia en nuestro escudo tiene dos sentidos: simboliza al Espíritu Santo que mantiene vivo el fuego de la Fe, y a la comunidad educativa que aviva la llama de la sabiduría en cada uno de sus miembros.

“Nolite Timere” No tengan miedo (Mt. 28, 10)
Es una exhortación a tener ánimo, a no dejarnos vencer por esas amenazas reales o imaginarias que pretenden hacernos infelices. Es un llamado a lanzarnos a la aventura de la vida, sin permanecer encerrados en nosotros mismos. Es el grito de un padre que despierta y advierte a su hijo frente a un mal que busca paralizarlo a través del miedo. Es el llamado de un amigo que nos dice que no estamos solos para enfrentar la lucha. En definitiva, Jesús nos propone una vida en la que contamos con un recurso que tal vez ignorábamos, o que no valorábamos suficientemente, para enfrentarnos a los diferentes desafíos que implica vivir e incluso morir.
El Colegio Los Robles desde sus comienzos se confió a la protección de Nuestra Madre del Cielo, la Virgen María.
Es por ello que el Consejo de Dirección General decidió nombrar Patrona del Colegio a María del Rosario del Rosario de San Nicolás, determinando que el día 25 de septiembre de cada año sea el Día del Colegio.
Esta advocación mariana ha tenido una presencia singular en Los Robles, presencia y devoción que ha ido aumentando año a año entre nuestros alumnos y familias.
Video de la Coronación de la María del Rosario de San Nicolás y del Niño Jesús, el 25/5/2009
A Los Robles un himno cantamos,
sus colores en alto llevamos,
y en el alma sembrados tenemos
virtudes y valores que siempre viviremos.

Como el roble, nuestras raíces fuertes y profundas son,
hundidas en Jesús Maestro y Amigo,
nuestro Dios, nuestro Señor.

Nuestro futuro se está forjando,
iluminado por la luz clara de María,
nuestra Patrona,
Madre y Reina de nuestro corazón.

Como el roble, nuestras raíces fuertes y profundas son,
hundidas en Jesús Maestro y Amigo,
nuestro Dios, nuestro Señor.

Salve Colegio
a Los Robles gratitud
por sus valores
y por su virtud.

Identidad

Nuestro Nombre

El roble es un árbol de crecimiento lento, pero que llega a ser majestuoso en su porte. Es símbolo de fuerza, de potencia, de autoridad. Mientras más tempestades enfrenta, más fuerte se vuelve, sus raíces se hunden más en la tierra y su tronco se torna más robusto, siendo imposible derribarlo.
Así queremos que actúen nuestros alumnos: aprovechando las situaciones contrarias de la vida para volverse más fuertes, con las raíces bien firmes y profundas en la tierra, como un roble.

Nuestra Historia

1989: Se forja el proyecto del Colegio Los Robles.
1990: Comienza a funcionar el Colegio en un petit hotel en la calle Paraguay al 1500.
1991: Se mudan la Primaria y la Secundaria al actual edificio de Av. Belgrano al 1500.
1998: Se abre una sede del Colegio en Pilar, provincia de Buenos Aires.
2004: el Jardín de Infantes se muda al actual edificio de Larrea al 1200

Nuestro Escudo

Nuestro escudo es del tipo “francés” por su forma, y “cuartelado” por tener cuatro campos.

Significado de los colores
AZUL: Justicia
BORDÓ: Amor
AMARILLO: Sabiduría
BLANCO: Verdad

Hoja del roble y bellotas (fruto del roble)
Simbolizan a las alumnas y alumnos que están en el Colegio y a los exalumnos que lo han dejado para ir a dar fruto en los ambientes en que la vida los ha puesto.

El fuelle
Herramienta utilizada por el herrero para impulsar el aire y avivar el fuego de la fragua, donde se forjan los nobles metales. Su presencia en nuestro escudo tiene dos sentidos: simboliza al Espíritu Santo que mantiene vivo el fuego de la Fe, y a la comunidad educativa que aviva la llama de la sabiduría en cada uno de sus miembros.

“Nolite Timere” No tengan miedo (Mt. 28, 10)
Es una exhortación a tener ánimo, a no dejarnos vencer por esas amenazas reales o imaginarias que pretenden hacernos infelices. Es un llamado a lanzarnos a la aventura de la vida, sin permanecer encerrados en nosotros mismos. Es el grito de un padre que despierta y advierte a su hijo frente a un mal que busca paralizarlo a través del miedo. Es el llamado de un amigo que nos dice que no estamos solos para enfrentar la lucha. En definitiva, Jesús nos propone una vida en la que contamos con un recurso que tal vez ignorábamos, o que no valorábamos suficientemente, para enfrentarnos a los diferentes desafíos que implica vivir e incluso morir.

Nuestra Patrona

El Colegio Los Robles desde sus comienzos se confió a la protección de Nuestra Madre del Cielo, la Virgen María.
Es por ello que el Consejo de Dirección General decidió nombrar Patrona del Colegio a María del Rosario del Rosario de San Nicolás, determinando que el día 25 de septiembre de cada año sea el Día del Colegio.
Esta advocación mariana ha tenido una presencia singular en Los Robles, presencia y devoción que ha ido aumentando año a año entre nuestros alumnos y familias.
Video de la Coronación de la María del Rosario de San Nicolás y del Niño Jesús, el 25/5/2009

Nuestro Himno

A Los Robles un himno cantamos,
sus colores en alto llevamos,
y en el alma sembrados tenemos
virtudes y valores que siempre viviremos.

Como el roble, nuestras raíces fuertes y profundas son,
hundidas en Jesús Maestro y Amigo,
nuestro Dios, nuestro Señor.

Nuestro futuro se está forjando,
iluminado por la luz clara de María,
nuestra Patrona,
Madre y Reina de nuestro corazón.

Como el roble, nuestras raíces fuertes y profundas son,
hundidas en Jesús Maestro y Amigo,
nuestro Dios, nuestro Señor.

Salve Colegio
a Los Robles gratitud
por sus valores
y por su virtud.


Copyright © 2015 Colegio Los Robles